© 2019 Adriana Coines ・ Minimalistamente ・hola@minimalistamente.com
  • Adriana Coines

Cómo saber si eres minimalista



"Adri, ¿soy minimalista? ¿Cuándo me puedo considerar minimalista?" Es una pregunta que leo recurrentemente en los comentarios de mis vídeos.


A mí no me gusta ponerme etiquetas, pero muchas veces me pregunto si tengo el derecho a llamarme a mí misma minimalista. Hoy quiero compartir mis reflexiones con aquellos de vosotros que estáis intentando averiguar si sois minimalistas o no.


La primera reflexión que me hago es para qué quiero definirme como minimalista, cuál es la necesidad que de identificarme como tal, y qué cambia si soy minimalista o no lo soy.


En mi caso, me doy cuenta de que pretendo definirme como minimalista para que otras personas entiendan mejor mi visión de la vida. Quizás para despertar la empatía de personas afines. También, en parte, para sentir que estoy viviendo de forma coherente con mis valores. Yo creo en los valores del minimalismo, y sé que estoy siendo coherente cuando me puedo considerar minimalista.


Y esto me lleva a la siguiente pregunta, que es: ¿Cuáles son esos valores exactamente? O sea, ¿qué es lo que quiero que las otras personas entiendan cuando digo que soy minimalista? Lo cierto es que, hoy en día, la palabra minimalista se utiliza con muy diferentes acepciones. Esto resulta evidente cuando miras los comentarios de mis vídeos, por ejemplo.

Cuando yo digo que soy minimalista, lo que quiero expresar es que reflexiono mucho sobre todos los aspectos de mi vida, y que elijo conscientemente las cosas que quiero en mi vida y las que no; que valoro las experiencias por encima de lo material, y que intento reducir en la medida de lo posible mi impacto medioambiental, entre otras cosas.

Las personas que me conocen bien ya saben a lo que me refiero cuando digo minimalista, pero no funciona con todo el mundo, así que por eso evito llamarme minimalista y trato de explicar a qué me refiero.


No creo que exista una única definición válida de minimalismo. La última vez que lo revisé no existía ningún manifiesto minimalista con todas las leyes que hay que cumplir para que te dejen entrar en el club de los minimalistas.


Resumiendo: si tienes una idea clara y consciente de lo que significa el minimalismo para ti y estás viviendo de acuerdo con esos valores, y si te sirve ponerte esa etiqueta... pues sí, eres mininalista, ¿por qué no?